viernes, 24 de abril de 2015

Rolls Royce Phantom IV

El más exclusivo de la firma más exclusiva.

Diseñado, fabricado y dirigido a la realiza y jefes de estado – autoritarios todos ellos – , el Rolls-Royce Phantom IV es quizá el coche más ceremonioso y lujoso de su época, con un particular hueco en la historia reciente de España.

Fue en el año 1931 cuando Bentley es adquirida por la firma también inglesa Rolls Royce, iniciándose cinco años más tarde un proceso de racionalización basado en el uso de piezas comunes entre los vehículos de ambas firmas ahorrando de este modo costes a la hora de producción.

A pesar que se negó a mediados de 1938 que el formidable Phantom III iba a ser retirado y sustituido por un modelo diferente, la verdad es que ya llevaban más de un año preparando el sucesor.

Semanas antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, se dejaron fabricadas varios prototipos de lo que sería el nuevo modelo de Rolls, acarreando más importancia a la unidad que se llamó Scalded Cat o Gato Escaldado. Este vehículo montaba un motor de ocho cilindros con un cubicaje de 6.300cc cuya velocidad y prestaciones sorprendieron a los mismos ingenieros que lo habían diseñado.

Ya finalizada la contienda mundial, el Duque de Edimburgo – el Príncipe Felipe – decidió probar en 1948 las maravillas que se contaban del "Gato Escaldado", quedando tan impresionado que el 15 de Noviembre del mismo año, Rolls-Royce recibía el pedido de una limusina a través de The Car Mart Ltd., un concesionario oficial de la marca.


La idea original de la fabricación de una única unidad de este automóvil para ser entregado al Príncipe Felipe, se desecho planteándose la idea de arrebatar a Daimler la concesión de suministrador oficial de automóviles de la corona inglesa, iniciándose de esta manera la fabricación – 18 unidades en total – del Rolls Royce Phantom IV y su posterior venta únicamente a realiza y jefes de estado, únicos clientes con el presupuesto necesario pero sobre todo, la escasa utilidad del Phantom IV – a pesar de su velocidad y potencia – , le hacía un auto de desfiles y ceremonias.
Motor V8 de los primeros Phantom IV
La potencia debía ser algo primordial en el Phantom IV para poder desplazar la carroza real. Un monobloque de hierro fundido de 8 cilindros en línea de 5675 cc, siendo sobrepotenciado las tres últimas unidades a 6515 cc pasando de los 165 cv iniciales a los 195 cv.

Esta motorización contaba con una relación de marchas que permitían su conducción a muy bajas velocidades – ideales para ceremonias, paseos o desfiles – logrando a pesar de ellos una velocidad máxima de 160 km/h, cifra marcada en el tablero en millas por hora (mph), kilómetros por hora (km/h), o en ambas unidades de medida.

Como ocurría con el Bugatti Type 41, los Phantom IV eran carrozados por los sastres de la época, los más finos carroceros y artesanos de Europa. Aunque en la época Rolls comenzaba a ofrecer como gran novedad carrocerías “de fábrica” en sus Silver Dawn, los clientes del Phantom IV prefirieron personalizarlos con los “sastres” de la época, y así nueve de ellos los vistió H. J. Mulliner, siete Hooper, uno Park Ward y otro el carrocero francés Franay, el destinado al príncipe Talal de Arabia Saudí. 

Al ser considerado como el auto principal del monarca o jefe de estado, éste contaba en su mayoría con un distintivo en el frontal – un quinto faro en el centro – que se encendía del color que se había predispuesto si el Emir, Rey o Jefe de Estado viajaba dentro, convirtiendo al coche en una personificación del propietario

A pesar de las diferencias exteriores de cada una de las unidades, a excepción de dos unidades los Phantom IV conservan una seña de identidad única para este modelo, el más brillante y reconocido emblema de Rolls Royce, el Espíritu del Éxtasis. La particularidad del Phantom IV frente al resto en cuanto este lujoso ornamento, radica en que se aprecia que aparece de rodillas y no de pie, ligeramente inclinada hacia adelante, como es habitual, sin duda una muestra de respeto ante los ilustres pasajeros del exclusivo modelo.

De los 17 Phantom IV que se vendieron, cinco fueron para la familia real Británica, dos fueron adquiridos por Reza Pahlevi, Shah de Persia; el rey Faisal y el príncipe regente Abdullah de Iraq compraron uno cada uno, así como el príncipe de Arabia Talal y el Aga Khan; el Emir de Kuwait compró tres unidades, y el dictador Francisco Franco compró otros tres.

Afortunadamente, España no cuenta en su territorio con únicamente las tres unidades adquiridas por el Dictador Francisco Franco en una de las épocas más críticas de la historia reciente de España, sino que sobrevive una cuarta unidad – la pertenecida a al Emir de Kuwait Abdullah III – en propiedad de la Colección Miguel de la Vía – Torre Loizaga en un castillo cerca de Bilbao.


Se vendieron sólo 17 unidades entre 1950 y 1956, de las cuales 16 sobreviven en colecciones privadas o particulares, quedando una unidad desaparecida ya que el Shah de Persia desmanteló uno de los suyos.

Gracias a su indiscutible exclusividad, se conoce de manera detallada cada una de las características de estas joyas rodantes, dignas como son, de la realeza.
Rolls Royce Phantom IV 4AF2
Nº de Chasis: 4AF2
Primer propietario/usuario: Princesa Isabel y el Duque de Edimburgo
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Verde oscuro con una franja roja a cada lado; repintado con los colores reales burdeos y negro en 1952
Tapicería: Asientos delanteros: Retapizados en paño azul marino, traseros: Paño gris blanquecino
Fecha de entrega: 6 de julio de 1950
Otros datos: Para este automóvil se fundió en plata el adorno de capó que representa a San Jorge matando al dragón, este puede ser transferido a cualquier coche de la flota real en función del que utilice la reina en ese momento. Techo solar. El asiento trasero se puede desplazar hacia adelante mediante una manivela. Equipado con caja de cambios automática en 1955.
Rolls Royce Phantom IV 4AF4
Nº de Chasis: 4AF4
Primer propietario/usuario: Rolls-Royce Ltd.
Carrocero: Park Ward
Tipo de carrocería: Camioneta
Color de fábrica: Gris
Fecha de entrega: 1 octubre de 1950
Otros datos: Vehículo de pruebas y de reparto utilizado por la fábrica. En 1952 le instalaron el motor B81 de 6515 cc y caja de cambios automática. Desguazado a finales de 1963.
Rolls Royce Phantom IV 4AF6
Nº de Chasis: 4AF6
Primer propietario/usuario: Mohamed Reza Pahlevi, Sha de Persia
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Descapotable de 4 plazas
Color de fábrica: Celeste metalizado
Tapicería: Cuero blanco
Fecha de entrega: 8 de marzo de 1951
Otros datos: El único P. IV que no tenía los dos faros delanteros exentos Lucas R.100 (fabricados especialmente para RR), sino insertados como los del Silver Dawn. Devuelto a Rolls Royce en 1959, que desguazó el chasis, la carrocería se vendió por separado y se montó posteriormente sobre el chasis (3BT15) de un Phantom III.
Rolls Royce Phantom IV 4AF8
Nº de Chasis: 4AF8
Primer propietario/usuario: Abdullah III Al-Salim Al-Sabah, Hakim de Kuwait
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Sedán de 5 plazas
Color de fábrica: Azul de medianoche y naranja claro
Tapicería: Cuero beige
Fecha de entrega: Julio de 1951
Otros datos: No presenta la mampara entre los asientos delanteros y traseros.
Rolls Royce Phantom IV 4AF10
Nº de Chasis: 4AF10
Primer propietario/usuario: Lord Ernest Hives, presidente de Rolls-Royce Ltd., luego vendido a la Princesa Marina, Duquesa de Kent
Carrocero: Hopper
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Azul
Tapicería: Asientos delanteros: Retapizados en cuero marrón. Asientos traseros: Paño gris
Fecha de entrega: 1 de julio de 1951
Otros datos: El coche fue utilizado por Hives esporádicamente, prefiriendo su Bentley R Type. Venía originariamente con una caja de cambios manual que se cambió a automática a finales de 1953, antes de venderse a la aristócrata en 1954. En la colección de Ion Țiriac, Rumanía.

Nº de Chasis: 4AF14
Primer propietario/usuario: Francisco Franco
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Limusina de 5 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Paño gris
Fecha de entrega: 23 de junio de 1952
Otros datos: Blindada. Reposabrazos central fijo en el asiento trasero.
Rolls Royce Phantom IV 4AF16
Nº de Chasis: 4AF16
Primer propietario/usuario: Francisco Franco
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Limusina de 6 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Paño gris
Fecha de entrega: 11 de julio de 1952 (fecha de entrada en servicio: 17/07/1952)
Otros datos: 
Rolls Royce Phantom IV 4AF18
Nº de Chasis: 4AF18
Primer propietario/usuario: Francisco Franco
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Descapotable de 4 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Cuero verde
Fecha de entrega: 28 de marzo de 1952
Otros datos: Parte trasera, bajos y laterales blindados. Reposabrazos central fijo en el asiento trasero. El único cuyas cuatro puertas no son del tipo suicida. La capota es de accionamiento eléctrico que sólo el conductor puede activar desde su posición. En 2004 con motivo de la boda del príncipe Felipe y Letizia se sustituyó la capota original por una de cristal blindado y se le instaló un sistema de climatización. Ambas modificaciones fueron hechas en España, devolviéndose posteriormente el vehículo a su estado original.
Rolls Royce Phantom IV 4AF20
Nº de Chasis: 4AF20
Primer propietario/usuario: Aga Khan III
Carrocero: Hooper
Tipo de carrocería: Sedanca de Ville de 7 plazas
Color de fábrica: Verde oscuro con una franja de verde más claro
Tapicería: Cuero rojo
Fecha de entrega: 6 de abril de 1952
Otros datos: Entre otras comodidades, cuenta con micrófono de mano para comunicarse con el chófer y dictáfono incorporado. En la colección de Ion Țiriac.
Rolls Royce Phantom IV 4AF22
Nº de Chasis: 4AF22
Primer propietario/usuario: Príncipe Talal de Arabia Saudita
Carrocero: Franay
Tipo de carrocería: Descapotable de 6 plazas
Color de fábrica: Verde y crema
Tapicería: Cuero verde
Fecha de entrega: Junio de 1952
Otros datos: El único con carrocería francesa. Dispone de un sistema hidráulico que permite mover hacia adelante y girar 90 grados, tanto el asiento del copiloto como cada una de las dos mitades del sillón trasero, para mejor acceso y salida del coche.
Rolls Royce Phantom IV 4BP1
Nº de Chasis: 4BP1
Primer propietario/usuario: Rey Faisal II de Irak
Carrocero: Hooper
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Cuero rojo
Fecha de entrega: 31 de marzo de 1953
Otros datos: La serie B difiere por tener llantas más anchas de 20,32 cm. Fabricado con motivo de su coronación celebrada el 2 de mayo de 1953. Durante la Guerra de Irak, fue descubierto en mal estado en un garaje de Bagdad en la primavera de 2003.
Rolls Royce Phantom IV 4BP3
Nº de Chasis: 4BP3
Primer propietario/usuario: 'Abd al-Ilah, Príncipe regente de Irak
Carrocero: Hooper
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Cuero celeste grisaceo
Fecha de entrega: 31 de marzo de 1953
Otros datos: Construido para la coronación de su sobrino, el rey Faisal II. Años más tarde todos los miembros de la familia real fueron asesinados durante el golpe de estado de 1958. En esas fechas el automóvil se encontraba en Londres en el taller de Hooper para mantenimiento, finalmente fue vendido en EE.UU. Se expone en el Museo Real del Automóvil, Amán, Jordania.
Rolls Royce Phantom IV 4BP5
Nº de Chasis: 4BP5
Primer propietario/usuario: Rolls-Royce Ltd., posteriormente vendido a la Reina Isabel II del Reino Unido
Carrocero: Hooper
Tipo de carrocería: Landaulet de 7 plazas
Color de fábrica: Burdeos y negro
Tapicería: Asientos delanteros: Paño azul marino, traseros: paño gris blanquecino
Fecha de entrega: 1 de mayo de 1954
Otros datos: Techo solar. Rolls-Royce reservó el coche para uso exclusivo de la reina y retuvo la propiedad del mismo hasta enero de 1959, cuando finalmente fue adquirido por la soberana. Se fabricó con ocasión del 50 aniversario de la marca 1904 - 1954, de ahí que recibiera el sobrenombre de Jubileo. Cedido en calidad de préstamo indefinido a la fundación Sir Henry Royce Memorial Foundation, Paulerspury, Reino Unido.
Rolls Royce Phantom IV 4BP7
Nº de Chasis: 4BP7
Primer propietario/usuario: Princesa Margarita, Condesa de Snowdon
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Paño beige claro
Fecha de entrega: 16 de julio de 1954
Otros datos: La princesa escogió como adorno de capó a Pegaso, diseñado por Edward Seago y fundido por Louis Lejeune Ltd., Londres. Como a veces prefería conducir ella misma, se especificó que la columna de dirección fuese un poco más baja que la habitual. Tanto el asiento del conductor como el trasero son regulables en altura y en longitud. Techo solar en el compartimento trasero.
Rolls Royce Phantom IV 4CS2
Nº de Chasis: 4CS2
Primer propietario/usuario: Abdullah III Al-Salim Al-Sabah, Hakim de Kuwait
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Sedán de 7 plazas
Color de fábrica: Verde claro y verde blanquecino
Tapicería: Cuero verde claro
Fecha de entrega: Noviembre de 1955
Otros datos: La serie C tiene los frenos de tambor delanteros más anchos y las llantas son iguales en dimensiones a las de la serie B. Cuenta con aire acondicionado refrigerado. Expuesto en el Museo Nethercutt, Sylmar, California, EE.UU.
Rolls Royce Phantom IV 4CS4
Nº de Chasis: 4CS4
Primer propietario/usuario: Abdullah III Al-Salim Al-Sabah, Hakim de Kuwait
Carrocero: H. J. Mulliner
Tipo de carrocería: Sedán de 7 plazas
Color de fábrica: Beige dorado y gris plateado
Tapicería: Cuero beige
Fecha de entrega: Enero de 1956
Otros datos: Dispone de un quinto faro de color rojo sobre el parachoques delantero, que se encendía cada vez que el Jeque viajaba dentro. Las cerraduras de las puertas tienen un sistema de protección contra la arena. Expuesto en el Museo de Coches Antiguos y Clásicos Torre Loizaga, Barrio de Concejuelo, Galdames, Vizcaya, España.
Rolls Royce Phantom IV 4CS6
Nº de Chasis: 4CS6
Primer propietario/usuario: Mohamed Reza Pahlevi, Sha de Persia
Carrocero: Hooper
Tipo de carrocería: Limusina de 7 plazas
Color de fábrica: Negro
Tapicería: Cuero gris
Fecha de entrega: 11 de diciembre de 1956
Otros datos: La figurilla está de pie, no arrodillada. Faros antiniebla más pequeños. En 197742 se estaba reparando en el Reino Unido, tres años más tarde continuaba allí. Hubo una disputa sobre su pertenencia entre el depuesto Sha y representantes de la embajada de Irán que alegaban que pertenecía al país. Finalmente la familia Pahlevi en el exilio perdió el pleito ante los tribunales británicos. Se expone en el Museo Nacional del Automóvil de Irán, Teherán.

Se conservan un buen número de futuras unidades Phantom IV para personajes influyentes y ricos empresarios de la época, los cuales ni su fortuna ni relevancia, les hicieron dignos de una unidad, refiriéndoles a otras unidades del universo Rolls Royce.

Galería: Google

jueves, 16 de abril de 2015

Top Gear 22x07

¿El último capítulo emitido de Top Gear?

Emitido que no grabado. Semana a semana, va quedando patente que los capítulos restantes de esta temporada número 22 no serán emitidos después de la confrontación entre los productores de la BBC y su trío de presentadores, con Jeremy Clarkson al frente.

¿Será el Jaguar F-Type V8 el último auto que probará Jeremy Clarckson en Top Gear? Su carácter se le acerca más a la recreación offroad del E-Type de los años 60´S.

¿No podía ser otro que Richard Hammond el que presentara el auto ligero descapotable más carismático del mercado, el Mazda MX5.
Rallycross
El X Men Nicholas Hault será la estrella invitada en esta séptima entrega. 

Cientos de veces se ha preguntado James May si su estilo sobrio de conducción le llevará lejos, la respuesta: Rallycross.

A través de visionado directo o si deseas la descarga con subtítulos o directamente en versión original, disfruta del programa.





Fuente: McDrifter...
Galería: GTOSuperSport

domingo, 12 de abril de 2015

Bugatti Type 41

El más bello, el más caro, el más potente y el más lujoso.

Diseñado para ser el carruaje de los monarcas, acabó siendo objeto de deseo de las grandes fortunas europeas que lograron escapar de la depresión de los años 30.

El Bugatti Royale Type 41 fue una de las grandiosas ideas del fundador de la firma Ettoren Bugatti. Bajo una perspectiva económica, el Type 41 acarreo grandes perdidas y decepciones a la firma francesa.

Desde antes de la Gran Guerra – posterior mente bautizada como la Primera Guerra Mundial – Bugatti deseaba un trozo del mercado de automóviles de gran lujo reservado hasta entonces a la española Hispano Suiza, Rolls Royce en Inglaterra, Maybach en Alemania, Issota Fraschini en Italia. Por ello y aprovechando el gran stock de motores de aviación y la experiencia en la fabricación de éstos, decide en 1927 fabricar su propio auto de monarcas, el Bugatti Royale Type 41.

La cifra elegida de unidades fabricadas fue de 25. El coste de producción y el desorbitado precio final, rebajaron de manera drástica la cifra inicial, dejando en sus años de producción – hasta 1933 – un total de seis unidades finales, cada una de ellas y como era normal en la época, carrozadas según el gusto del cliente.

Con más de seis metros de longitud y más de 4 toneladas de peso – 350 kg destinados al motor – el Type 41 necesitaba de potencia. La totalidad de las unidades fabricadas contaban con un monstruoso propulsor de 12.763 cc – la primera unidad contaba con un motor de 14.726 cc – que lograba unos 300 cv de potencia máxima a escasas 1.700 revoluciones por minuto. Toda esta energía se trasladaba al asfalto logrando una punta de velocidad de 160 km/h con una relación de tres marchas en la caja de cambios.

Los caros carroceros europeos aumentaban la cifra final de cada unida de – cercanos a los 43.000$ de la época – desprendiendo un precio dos veces mayor que el modelo Rolls Royce. El lujo y exclusividad hicieron un perfil de ADN único de cada Type 41.
Royale Coupe Napoleón
Bajo el número de chasis 41.100 se fabricó el primer Type 41 con el objetivo de vendérselo al mayor coleccionista y amantes de autos de la época, el Rey Alfonso XIII de España. Bajo una carrocería de Packard Eight y una motorización cercana a los 15 litros – le convertiría en el vehículo de mayor cilindrada jamás visto – fue rechazado por el monarca español, siendo únicamente el Rey Zog de Albania, el único miembro de la realeza europea deseoso de pagar el coste de tan magnífica unidad. Bugatti deseoso de que sus autos sólo estuvieran en las mejores manos, rechazó vendérselo quedándose como prototipo en la fábrica de Bugatti.

Esta primera unidad varió en repetidas ocasiones de carrocería. En primer lugar se le atribuyo una carrocería con aspecto de coche Simón, poco estética y nada lujosa, que recordaba a los automóviles públicos, una imagen inaceptable para un coche que costaba una fortuna. Después, Bugatti la sustituyo por una carrocería Weymann, de líneas más lujosas y acertadas.

Fue Ettore quien en un viaje de París a Estraburgo quien se quedó dormido, destrozando la carrocería en un inoportuno accidente. Años después, en 1963, Fritz Schlumpf adquirió esta unidad que desde entonces, bajo el nombre de "Royale Coupe Napoleón", se expone en el Museo de Mulhouse, en Francia.

De las seis unidades fabricadas – recordando que inicialmente se deseaban construir 25 – sólo tres fueron vendidas, las restantes se quedaron relegadas en el garaje familiar.

A pesar de que cada unidad estaba carrozada por una firma diferente, todas contaban con un detalle único, la figura que cubría la tapa del radiador, la escultura de un elefante que parece estar danzando obra del Rembrandt Bugatti, hermano de Ettore, un afamado artista de la época por sus representaciones de animales.
Bugatti Royale Coupe de Ville por Binder
La segunda unidad fabricada y la primera que encontró propietario, fue el Bugatti Royale Coupe de Ville por Binder chasis 41.111. Vendido al fabricante de ropa francés Armand Esders, dispone de abertura para la localización del chofer o conductor.

Más tarde perteneció al político francés Paternotre el cual después de un corto periodo de tiempo se lo vendió al rey de Bulgaria, transferencia que no logró realizarse por el estadillo de la Segunda Guerra Mundial.

Esta unidad pasó los años de la guerra en las alcantarillas de París, escondido de las tropas de ocupación Nazi hasta que fue encontrado por las fuerzas aliadas y vendido a Dudley C Wilson de Florida en 1954 hasta su muerte en 1961.

Pasó hasta por otros dos propietarios, hasta que el Bugatti Royale Coupe de Ville por Binder fue adquirido por una cifra superior a los 20 millones de dólares por la firma Volkswagen, propietaria de la actual Bugatti.
Swoopy Esders Convertible Royal
Dentro de la singularidad de cada Type 41, se fabricó por esta época una segunda unidad con chasis 41.111 la cual recoge una curiosidad mayor. El Swoopy Esders Convertible Royal, fue carrozado sin faros delanteros ya que su primer propietario – actualmente y desde 1999 pertenece a Ferdinand Peich, el cual pagó por él alrededor de 4.000.000 de dólares – no le gustaba conducir de noche.

Particularmente complicado fue integrar el chasis y motor del Royale en una carrocería roadster, la cual finalizada, no entrega al afortunado individuo que lo pueda apreciar, un aire de distinción que Jean Bugatti – diseñador del Type 41 – deseaba.


El modelo fue destruido y reconstruido a partir del chasis original, por lo que no se le considera uno de los seis “originales”. A pesar de ello, es una de las estrellas del Musee National de l'Automobile en Mulhouse, Francia.
Bugatti Royale Cabrio Ludwig Weinberger
Fue el Dr. Josef Fuchs quien fue el propietario de la tercera unidad – Bugatti Royale Cabrio Ludwig Weinberger chasis 41.121 – quien por miedo al incremento de poder del nazismo en su Alemania natal, huyó a Italia, Shangai y finalmente a Nueva York con su Type carrozado por los alemanes de Ludwig Weinberger.


Pocos meses antes de la Segunda Guerra Mundial, el Royale sufrió de congelación, quedando el motor inservible como su chapa muy deteriorada. Durante años pasó oculto bajo una lona, hasta que por 400$ fue vendido como chatarra a Charles Chayne, el cual se convirtió en vicepresidente de Ingeniería de General Motors.

En la actualidad se puede visitar esta tercera unidad Bugatti Royale Cabrio Ludwig Weinberger ya restaurada – con una pintura blanca en vez de la natural amarrilla y negra – en el museo Henry Ford, en Michigan, Estados Unidos.

La única de las unidades fabricadas con neumático de repuesto y quizá el más distinguido, fue la cuarta unidad producida. Carrozado al más puro estilo británico por Pak Ward & Co. Ltd de Londres, actualmente pertenece a la colección Schlumpf.
Bugatti Royale Limousine por Park Ward
Fuel el Bugatti Royale Limousine por Park Ward – chasis 41.131 – el indicado para que Pak Ward & Co. Ltd devolviera la sobriedad al Royale la cual se estaba alejando a través del carácter deportivo de sus predecesores de dos puertas.
Bugatti Royale Kellner Cupé,
En quinto lugar y el más sombrío de todos – gracias su elevada cifra de subasta en 1987 – fue el modelo Bugatti Royale Kellner Cupé, diseñado por el mismísimo Ettore – razón por la que tal vez llegó a los 8,7 millones de dólares –. Fue en 1930 cuando se puedo apreciar por primera vez al quizás automóvil de entreguerras más bello que se ha fabricado.
Bugatti Royale Berline de Voyage

Fueron varios los automóviles propiedad de Etton, pero el sexto Type 41 – Bugatti Royale Berline de Voyage – era su predilecto. Utilizado por el mismo Etton como vehículo particular, reflejaba su estatus de poder y belleza sobre ruedas.

Ettore Bugatti, utilizó el sexto y último fabricado como vehículo de uso personal hasta el final de sus días. Símbolo de poder, belleza e ingeniería como sus creadores.


Estos vehículos aparecen siempre como los más deseados cuando en las escasísimas ocasiones en que sus dueños desean desprenderse de ellos.

Fuente: Autopasion18, MotorHistorias, EconomistaEcomotor,TheArtWolf...
Galería: Google

miércoles, 8 de abril de 2015

Top Gear 22x06

Perdido en la montaña

Decepciones niponas frente a monstruos americanos.

Un Lexus de dos puertas con motor V8 de 5 litros, su objetivo: terminar con el reinado M y AMG de BMW y Mercedes, ¿lo logrará? Jeremy Clarkson tiene la palabra.

Durante doce años, los presentadores de Top Gear se han reido, ridiculizado y espantado, de las tremendas pick up norteamericanas. En esta ocasión, utilizarán las más potentes de su gama para un fin de lo más noble, rescatar a Richard Hammond de la intemperie y frío canadiense
Chevrolet Silverado Z71
Se abre las puertas al próximo Expediente X de mano de la actriz Gillian Anderson, cambiado eso si, sigue siendo la agente Dana Scully.

A través de visionado directo o si deseas la descarga con subtítulos o directamente en versión original, disfruta del programa.





Fuente: McDrifter...
Galería: GTOSuperSport